martes, 2 de agosto de 2011

1. ¿Qué es el Esperanto?

Es un idioma.

Bueno, es un idioma planificado. O sea que alguien lo construyó. Y como alguien muy capaz se tomó el trabajo de construirlo, le quitó todas las cosas que hacen de un idioma natural algo tan difícil de aprender.

El Esperanto, creado en 1887 por Lazaro Ludoviko Zamenhof, es un idioma con unas características muy especiales. Su gramática, ya lo veremos, es magistralmente simple. Es parecido al español y se habla en casi todos los países. Si un se dedica a aprenderlo por su cuenta, lo dominará en unos tres meses. Bueno, estudiando CON JUICIO una o dos horas diarias.

Yo lo aprendí en cuatro meses y medio en un barco, solo. De cero a hablar con esperantistas japoneses en Yokohama. Esa vez hablé de todo lo humano y divino con ellos.  Si yo pude, en esas circunstancias, seguro que usted también puede.

Si yo describo al Esperanto no voy a ser imparcial. He sido esperantista por más de 25 años y lo he usado en unos cincuenta países. Es que soy marino.

Aprender Esperanto es iniciarse un un viaje maravilloso.

El idioma es muy bello. Es como el italiano. Y con  él se pueden expresar todos los matices del pensamiento. Todos. Parece increíble, pero se pueden expresar más cosas que en el español.

Podría escribir libros y libros sobre el Esperanto, sobre su utilidad y belleza, pero no lo haré. Más bien los invito a que exploren por Internet qué es el idioma. Los invito a que lean lo que la gente piensa (bueno o malo) sobre el Esperanto.

No duden en hacerlo. Ni duden en preguntar aquí.

Les voy a pedir el favor de que lean el artículo sobre el Esperanto de Wikipedia. Está en http://es.wikipedia.org/wiki/Esperanto

Les tomará, creo, una media hora. Pero tendrán una idea muy preciosa de qué es el idioma.

¡Hasta la próxima!

1 comentario: